Analía Becherini – Cenotafio

Analía Becherini es politóloga y poeta, autora del  poemario “AleHandría desHidrata”. Lleva pocos meses incursionando en la narrativa, en el taller de técnicas. “Cenotafio” responde a la lectura y análisis de “Pesadillas” de Julio Cortázar.

Cenotafio

……………………………………………………………………………………….“Aquí queda el testimonio
……………………………………………………………………………………..de aquellos que los amaron
……………………………………………………………………………………….en esta tumba sin muertos
……………………………………………………………………………………………..de esta nave sin mar”
.
…….A la noche todo es confuso, los tres en el garito invitados por el hermano de Benigno, el más atrevido de los Luganes, vamos a un antro así conocen, ustedes siempre en esos boliches de alcurnia. Los amigos acostumbrados a círculos reducidos, se resisten, mientras cruzan la puerta alta que no evalúa los atuendos. Se burlan de los presentes, uno con el sombrero de cowboy y el gabán negro. El barullo los embruja de a poco, el menor de los Mitra, Adolfo, el periodista introspectivo: que es una deshonra venir a un lugar así, seguro que está lleno de presidiaros y drogadictos. Alberto Navar Viola, rápido con una perorata fácil: que ya estamos aquí y ahora hay que pasarla bien, no es un estigma conocer el garito Espuelas, total ningún otro amigo vendrá.
.
– Pensemos que es como un viaje secreto que incluye un pacto de silencio, tan sólo estaremos aquí un rato y gozar de la noche porteña- dice  Luganes.
.
……-Venimos para tener tema para burlarnos de los que dicen que no conocemos la calle, que somos hijitos de mamá y papá, que deberíamos usar cortos- agrega Alberto, soplando la pipa que se le está por apagar-
.
……– Los encuentros en los salones exclusivos es lo más agradable pero los escotes de estas damas tienen buen gusto- interviene Adolfo, mientras se masajea la barbilla.
.
– Hay que conocer con el alma, desde ese lugar oculto que todos tenemos.- Benigno más filosófico:
.
.
……Ya en Espuelas reciben el primer aguijón, discuten qué trago pedir, en la barra del “Parco” Álvarez: que sólo hay cerveza y bebidas blancas sin hielo. Miradas que condenan el apellido soso. Piden una botella y no les dan vasos, todos toman del pico las bebidas destiladas, la música resulta rara, los instrumentos sucios, la barra con innumerables tipos de cervezas, los invitados besando las crestas de las bebidas fermentadas;  Adolfo Mitra se mimetiza con el decorado. Alberto, boquiabierto frente a dardos, cartas, dominó. Y Benigno: que todos parecen felices sin trajes de sastrería, en vez de bailar hablan. Son extranjeros. Saludos sudorosos, brindis, una que otra risotada. Alberto Navar Viola desalineado, al sacase el sombrero vislumbra la inscripción AQUELARRE bien brillante. Las mujeres apetecibles, de nuevo los escotes, sin reparos, una con Benigno Luganes, un  gorro de bruja apoyado en la mesa de los tres amigos. Ella blablabla hasta que el gran Benigno la besa, los labios negros del maquillaje empastados por las lenguas, los ojos semiabiertos.
.
……Un escudo colgado en una columna deja traslucir que allí reina otro poder, el argentino que sigue, la lengüetea. Los tres amigos más cómodos siendo parte de la confusión, los pies en las sillas, risas, carcajadas y más botellas que allí se llaman “muertos”, las mesas llenas de cadáveres y el jazz que relame a todos. Benigno lejos de todo con esa risa que sólo algunos Luganes tienen. Adolfo Mitra ordena:
.
……-Vengan, tengo que hablarles.
.
……Un obeso extiende su brazo con la botella de cerveza: tome un trago linda; y Benigno Luganes, sin ser linda, succiona el envase como si fuera el último aliento.
.
……Adolfo Mitra, como sexto hijo de un general: que vamos al boliche de la Recoleta, a nuestra Pirámide. Esto no da para más. Es un sitio insano. Los amigos lo siguen cabizbajos, dominados. Ya han sido punzados  por el veneno. Los límites borrosos sin escapatoria hacia un destino marcado. La noche sigue hasta que se apagan los ojos. Definitivamente.

Una respuesta a «Analía Becherini – Cenotafio»

Responder a claudio quintana Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *